¿Pensando en tener una vida zen? no te pueden faltar estos elementos

2.370
Interacciones
La filosofía Zen es una disciplina espiritual que aplica las enseñanzas de Buda a la vida cotidiana. Si quieres darle un importante cambio a tu vida, puedes empezar a practicar esta filosofía y comprar estos artículos como complemento. Serán perfectos para una vida Zen.

Un jardín Zen para utilizar todo el tiempo

Tener uno de estos jardines te ayudará a disminuir el estrés y tener una vida tranquila. El principio de este elemento es meditar. Este elemento consiste en la creación de un espacio simple, con pocos elementos, que favorezca el relajamiento y la meditación. A diferencia de lo que por lo general se entiende por jardín en el mundo occidental, en estos no hay plantas ni flores, sino que la belleza se basa en el minimalismo y la simbología. Los componentes básicos de estos jardines orientales son la arena, grava o piedras pequeñas, que cubren la mayor parte de la superficie, y las piedras más grandes.

Juego de cuarzos para las energías

Estos elementos son útiles para canalizar las energías que todos tenemos. Además, cada cuarzo tiene una función especial. Ayudan a equilibrar las energías y sirven de protección. Es recomendable utilizar intuición y empatía al seleccionar los cuarzos. Puede ser el que te llame la atención y en el que encuentres mayor afinidad. Este elemento estará más conectado a tu energía.

Una fuente de piedras naturales para la armonía

El sonido de las corrientes de agua hace que parezca que estás en un manantial. Esta sensación será apacible, relajante y suave. Un estilo de vida Zen implica estar en armonía y contacto con la naturaleza. El sonido del agua ayuda a canalizar las emociones y te va a permitir estar tranquilo en cualquier ambiente. Además, hay una serie de fuentes portátiles que puedes acomodar en diferentes lugares de tu casa para que siempre estés en sintonía con la rutina Zen. Una actividad que puedes hacer con esta fuente es meditar. Elije un lugar silencioso, lleva la fuente y un tapete de yoga y encuentra el equilibrio.

No te puede faltar un bonsái

Cuidar un bonsái es bueno para aliviar el estrés. Tienen un ciclo de vida muy grande como el de los árboles de tamaño normal. Esto te ayudará a sentir responsabilidad no solo por cuidarlo, sino que te dará una conexión más grande con la naturaleza. Uno de los principios de la vida Zen, es cuidar y preservar la vida. Por eso el respeto por los animales y las plantas es completamente importante. Si tienes un bonsái entenderás el ciclo de la vida y la importancia que cada elemento tiene en el universo.

 

2.370
Interacciones