Borrón y cuenta nueva, el proyecto que ayuda a los colombianos a tener vivienda propia

600
Interacciones

Si más personas pudieran tener un borrón y cuenta en su historia crediticia, tendrían más posibilidades de adquirir su primera casa o apartamento.

Uno de los impedimentos que han tenido las personas para beneficiarse de los planes para adquirir Vivienda de Interés Social (VIS), Prioritaria (VIP) o No VIS, es que no han podido tener un borrón y cuenta nueva en los reportes negativos que tienen en las centrales de riesgo. 

Los medios de comunicación en Colombia han estado registrando en el segundo semestre de 2020 que en diferentes partes del país hay múltiples familias que se han tomado lotes y otros predios privados, debido a que la crisis económica causada por la cuarentena les ha dificultado la posibilidad de continuar pagando alquiler en una vivienda digna. 

Uno de los casos más recientes se presenta en Bogotá, donde más de cinco mil personas se asentaron en un terreno privado en la localidad de Ciudad Bolívar. Buscando una solución, la secretaria Distrital del Hábitat, Nadya Milena Rangel, anunció que: “Aquí́ está todo el equipo de la Secretaría para acompañarlos y para iniciar este proceso de acceso a la vivienda”. 

El pronunciamiento abrió un nuevo debate, porque si bien es cierto que ayudas como ‘Arriendo solidario’, que subsidia el alquiler por tres meses; o los subsidios de vivienda del Estado y Cajas de Compensación Familiar, que ayudan a pagar la cuota inicial, son mecanismos efectivos, los afectados han manifestado que para la mayoría de ellos los primeros son un alivio solo por 90 días y los subsidios son imposibles porque están reportados en centrales de riesgo

Borrón y cuenta nueva les limpiará el historial crediticio

Los senadores Luis Fernando Velasco y David Barguil desde el 2019 propusieron el proyecto de ley ‘Borrón y cuenta nueva’, el cual pretende que los morosos en las centrales de riesgo colombiana (Data crédito y Transunión), tengan una amnistía para ponerse al día y poder acceder nuevamente a oportunidades financieras. 

‘Borrón y cuenta nueva’ es una realidad, fue aprobado en la Cámara de Representantes, pero no se ha puesto en marcha por temas administrativos, y por eso los senadores continúan en la lucha para que den vía libre a este beneficio y los ciudadanos puedan nuevamente adquirir productos de diferentes portafolios financieros y bancarios, como son los créditos hipotecarios. 

El proyectó se denominó como ‘Borrón y cuenta nueva’ porque su objetivo principal es proponer una amnistía por una única vez para los colombianos que se pongan al día en los 12 primeros meses de vigencia de la ley, y para quienes lo hayan hecho con anterioridad, haciendo que el reporte negativo del deudor sea eliminado de inmediato de las centrales de riesgo.

Poner a funcionar este mecanismo legal es importante para la adquisición de primera vivienda, porque los beneficios que está dando el Estado para comprar inmuebles VIS, VIP y No VIS, son variados, y aunque afirman desde el Ministerio de Vivienda que: “Toda persona está habilitada para postularse a los subsidios y programas del Gobierno Nacional, si cumple con los requisitos exigidos para ser beneficiados de estos, sin importar que esté reportado”, la realidad es que los entidades financieras están en la potestad de decidir quiénes pueden adquirir un crédito hipotecario según sus condiciones, y es aquí donde el reporte negativo en las centrales de riesgo hace que no se avance en el sueño de que cada vez más colombianos puedan tener vivienda propia.

Entre los puntos a destacar de la ley ‘Borrón y cuenta nueva’ y que benefician a quienes piensan comprar vivienda, están: 

  • Quienes se pongan al día dentro del primer año de la ley, saldrán de las centrales de riesgo cuando el reporte cumpla 6 meses. Si al momento de extinguir la deuda el reporte ya tenía 6 meses, se retira de inmediato. Un semestre es un tiempo adecuado para buscar con calma un proyecto de vivienda que se adapte a las necesidades de la familia. 
  • El tiempo de permanencia del reporte negativo en las centrales de riesgo correspondería al mismo tiempo de la mora (máximo dos años),  anteriormente era hasta de cuatro años. Este tiempo funciona en el caso de la compra de vivienda sobre planos, porque da la posibilidad de ponerse al día en deudas financieras y lograr antes de la entrega del inmueble el crédito hipotecario. 
  • Las víctimas de “suplantación personal”, mediante solicitud, puedan exigir que se elimine el dato negativo injusto, solo presentando la denuncia ante la entidad que generó el reporte, sin tener que esperar años a que un juez resuelva la denuncia penal.
  • Cuando el reporte negativo sea por suma de hasta el 15% de un salario mínimo legal mensual vigente (131.670 pesos para el 2020), solo se pueda hacer el reporte negativo después de cumplirse con al menos dos comunicaciones, de las cuales, una deberá hacerse 20 días antes de generarse el reporte.
  • Se podrá consultar de forma gratuita el historial crediticio. Las empresas que coordinan las bases de datos no se podrán lucrar cobrando a la gente por conocer su propia información. Podrán hacerlo de manera gratuita, cuantas veces deseen y sin que esto disminuya su calificación. Esto es importante porque en la búsqueda del crédito hipotecario que más convenga, lo recomendable es acudir a diferentes entidades y solicitar un estudio de crédito. 

No hay que olvidar que ‘Borrón y cuenta nueva’ también se adaptó a la situación actual, y por eso no habrá reportes en centrales de riesgo durante el tiempo que dure la emergencia sanitaria por el Covid-19, ni durante los seis meses siguientes a su terminación. 

600
Interacciones