¿Inicias tu vida laboral? aprende a elegir el fondo de pensiones

164
Interacciones

El promedio de uso de la pensión en los hombres es de 21,3 años y el de las mujeres, de 29,7 años. Esto se debe a que según la ley las mujeres se pensionan a los 57 años y los hombres a los 62.

La razón por la que el país tiene una baja tasa de pensionados, se debe a que “en Colombia, una de cada dos personas trabaja de manera informal o no tiene los suficientes incentivos para cotizar a la pensión”, según datos de la Federación de Aseguradores Colombianos, Fasecolda

Por esta razón, sin importar bajo cual modalidad hayas empezado tu vida laboral, lo ideal es que inicies a aportar al sistema de pensiones, para que puedas disfrutar de un sustento fijo en la vejez. Hay que tener en cuenta que tienes la posibilidad de hacerlo con fondos privados o públicos, y la elección es tuya sin importar que seas empleado o independiente

¿Cuánto debes aportar a pensión?

El valor depende del ingreso y varía si eres trabajador dependiente o independiente. A continuación algunos ejemplos: 

Un trabajado dependiente tiene un contrato a término indefinido y gana cada mes 1.200.000 pesos. En este caso, los empleadores deben pagar el 12% y el trabajador el 4% de los aportes a pensión. 

  • Empleador: 1.200.000 x 12% = 144.000 
  • Empleado: 1.200.000 x 4% = 48.000 (Valor que pagarías)

Para los trabajadores dependientes se cotiza el 16% sobre el 40% del salario, y se calcula de la siguiente manera. 

  • 1.200.000 x 40% = 480.000.
  • 480.000 x 16% = 76.800 (Valor a pagarías)

¿Cuál fondo de pensiones elegir?

Desde el año 1993 se implementaron dos sistemas pensionales para responder mejor a las necesidades del país: el régimen de prima media (Colpensiones) y el de ahorro individual con solidaridad, en el cual se encuentran los fondos privados de pensiones.

Régimen de prima media (sistema público): se trata de un ahorro colectivo, en el cual el monto de su ahorro no es el determinante del valor final de su mesada pensional, ya que el monto de la pensión dependerá de la base de cotización de los últimos diez (10) años de vida laboral y se debe cumplir estrictamente la edad mínima para jubilarse (57 años para mujeres y 62 para hombres). Además, debes haber cotizado como mínimo 1.300 semanas.

Si al final de tu vida laboral cuentas con la edad pero no tienes las semanas requeridas para pensionarte y no logras seguir cotizando, puedes pedir que te devuelvan el equivalente a un salario base de liquidación promedio semanal por el número de semanas que cotizaste. 

Fondos privados (sistema individual): tienes una cuenta de ahorro individual en la que tus aportes tienen un rendimiento superior a la inflación, y la pensión se podrá lograr cuando en esa cuenta se tenga el dinero correspondiente a una mesada igual o mayor al 110% de un salario mínimo.

  • Aquí no importa el número de semanas cotizadas o tu edad. 

Si crees que no vas a cumplir los requisitos, puedes pedir devolución de saldos, es decir, el dinero ahorrado. Para esto debes tener menos de 1.150 semanas de cotización, pero si en su momento tienes más de estas semanas pero te falta capital, el Fondo de Garantía de Pensión Mínima te completará el capital para pensionarte con un salario mínimo.

Conclusión

No existe un sistema que sea mejor que otro. Cada sistema le conviene a cada persona dependiendo de factores como:

  • Edad.
  • Ingreso.
  • Beneficiarios.
  • Expectativa de vida.
  • Valor que logró o logrará ahorrar en sus primeros 15 años de vida laboral. 
  • Perspectivas sobre su ingreso en los últimos 10 años de vida laboral

Ahora que ya tienes el contexto del sistema pensional, te recomendamos acudir a cada sistema pensional y solicitar explicación más específica para que puedas comparar con tus proyecciones laborales y de vida, de esta forma, podrás elegir el fondo que más te conviene con más seguridad. Recuerda que puedes cambiarte de fondo durante tu vida laboral sin perder las semanas cotizadas o dinero aportado. 

164
Interacciones