Taladros portátiles, conoce las diferencias y adquiere el que más necesitas

2.077
Interacciones
Los taladros portátiles que funcionan con fuerza motriz pueden ser de dos tipos: eléctricos o neumáticos.

Taladro eléctrico con cable

Taladro eléctrico con cable
Fotos: Shutterstock

Fue el primero de todos y actualmente sigue siendo uno de los más populares, porque debido a su suministro constante de energía por medio de un tomacorriente, proporciona potencia y un amplio torque.

Taladro eléctrico sin cable o inalámbrico

Taladro eléctrico sin cable o inalámbrico

Son ideales para trabajar en espacios donde no se cuenta con un suministro de energía por tomacorriente. Además, al no tener cable hace que sea más liviano y cómodo para manipular, pero no son recomendables para perforar en materiales duros porque tienen reducción de potencia. Los tipos de baterías usadas en un taladro inalámbrico son de níquel-cadmio (más baratas y más pesadas) y las de iones de litio (más costosas y más livianas). Algunos fabricantes dotan su oferta inalámbrica con baterías de iones de litio que son intercambiables entre varias herramientas de su catálogo, lo que ahorra tiempo y dinero.

Taladro percutor

Taladro percutor

Han ganado sus adeptos, sobre todo los que trabajan con materiales duros. Por ser percutor somete a la broca a una acción de golpeteo, como si se tratara de un cincel, a medida que esta gira, permitiendo pulverizar el material duro mientras avanza a través de este.

Rotomartillo

Rotomartillo

Este es el taladro más poderoso de todos. Si lo que necesita es hacer perforaciones grandes y materiales duros como el concreto o el acero, es la herramienta ideal. Su funcionamiento también se basa en un movimiento combinado de rotación y percusión, sólo que esta vez la percusión se realiza mediante un mecanismo neumático provisto de un pistón y un cilindro para producir mayor fuerza de martilleo.

Fuente: demaquinasyherramientas

 

2.077
Interacciones