Tipos de sillas para tener en tu oficina, ¿Para quiénes las quieres?

1.067
Interacciones
Según la persona que las vaya a utilizar se deben elegir en el momento de comprarlas. Estos son algunas características que debes tener en cuenta.

Sillas de trabajo o sillas operativas

 


Se caracterizan por disponer de ruedas, respaldo bajo o medio ajustable, altura ajustable y generalmente también reposabrazos. Las sillas de oficina de trabajo son las sillas de oficina más habituales, ya que son económicas y proporcionan un confort aceptable, aunque no suelen ser sillas ergonómicas.

Sillas de dirección o de ejecutivo


Disponen de reposabrazos, asiento amplio, respaldo alto y generoso acolchado, por lo que son muy cómodas, confortables y elegantes. Las sillas de oficina de dirección están orientadas para ejecutivos, puestos de alta dirección y personas que desempeñan cargos directivos en una empresa o institución.

Sillas de invitados o para visitas


Son sillas bastante sencillas, ya que no suelen tener ruedas, reposabrazos o ajustes, puesto que están concebidas para permanecer en ellas entre 5 y 30 minutos. Las sillas de oficina para invitados son las sillas que se colocan en el lado opuesto de las mesas de los despachos y son para las visitas.

Sillas para reuniones


Se utilizan para reuniones ocasionales, charlas, cursos o eventos donde es necesario acomodar a grupos numerosos. Por ello, las sillas de oficina para reuniones suelen ligeras y fáciles de mover, así como apilables o plegables para almacenarlas ocupando el mínimo espacio después de la reunión. Algunos modelos incluyen un brazo plegable que sirve para tomar notas.

Fuente: guiaspracticas

1.067
Interacciones