Cómo ha cambiado el consumo de los colombianos con la pandemia a través del e-commerce y cómo será después de superar la crisis

250
Interacciones

Con el nuevo modelo de compras vía e-commerce, la gente ha empezado evaluarse si realmente necesitan o no el producto que quieren. 

e-commerce

Según el Índice EY del Futuro del Consumidor, se evidencia que en Colombia el crecimiento del comercio virtual o e-commerce a final de este año podría pasar de 40% al 80%. Así mismo, identificaron los siguientes comportamientos actuales de compra.

  • 11% hiberna y gasta: son los más preocupados por la pandemia, pero están en la mejor situación para afrontarla. Optimistas sobre el futuro y están gastando más en todas las categorías, haciendo uso del e-commerce.
  • 26% mantiene la calma y continúa: no han cambiado sus hábitos de gasto, no han sentido impacto directo por la presencia del virus, pero están preocupados por todo lo que los demás están acumulando.
  • 27% recorta gastos: considerados como los más afectados por el coronavirus, son los más pesimistas sobre el futuro. Por esta razón, gastan menos en todas las categorías.
  • 35% guarda y almacena: no están tan preocupados por la pandemia, pero les preocupa su familia. Son pesimistas sobre los efectos a largo plazo.

Se debe destacar que las personas que están en la categoría de los que recortan gastos, no tienen como prioridad la marca de los productos; por otra parte, para el 46% del segmento de los que permanecen en casa, la marca de los productos es un criterio clave a la hora de comprar. 

También hay que mencionar que otros productos tomaron fuerza gracias al cambio de rutinas y por el confinamiento, donde se ha incrementado la adquisición de artículos a partir del e-commerce. Es el caso de los productos deportivos, herramientas para trabajos de bricolaje, elementos de cocina y artefactos electrónicos de entretenimiento. 

Así se espera que sea después de superar el Covid-19

Todavía no hay claridad sobre cuándo se tendrá control sobre el coronavirus en Colombia, porque no se vislumbra un panorama sobre cuándo se llegará al pico de la pandemia, o cuando empezarán a disminuir las cifras. Pero bien es cierto que las compras en línea e-commerce. han tenido un crecimiento importante durante los últimos meses de confinamiento nacional. Sin embargo, los expertos de EY aseguran que al final de la emergencia sanitaria el 33% de los consumidores hará una reevaluación de las cosas que más valora, y el 25% pondrá más atención a lo que consume y el impacto que esto tiene en el planeta. También se darán los siguientes cambios.

  • 9% de regreso con más fuerza: van a gastar mucho más en todas las categorías, ya que fueron los que mayor impacto tuvieron en su vida diaria a causa de la pandemia.
  • 13% recortes y ajustes: son los que han disminuido sus gastos fuertemente. Todos sus hábitos de qué y cómo comprar van a cambiar, y es probable que este segmento no cuente con trabajo formal.
  • 22% moderados y sencillos: van a gastar un poco menos al hacer recortes fuertes, creen que costará trabajo regresar a la estabilidad en un futuro cercano.
  • 25% extravagantes pero responsables: se enfocarán mucho más en la salud y seguirán gastando en las áreas que son importantes para ellos. Se sienten optimistas, aunque están seguros de que vendrá una recesión global muy fuerte.
  • 31% vuelta a la normalidad: seguirán gastando como antes de la pandemia, sus vidas regresarán a ser como eran sin ningún efecto negativo. Son los menos preocupados por la crisis en general.

Estos estudios son los que permiten que las empresas puedan hacer seguimiento a los comportamientos de compra y con base en los resultados, proyectar la posible dinámica que se puede dar en un futuro cercano. De esta forma, pueden tomar decisiones para crear estrategias que les permitan sobrevivir a crisis económicas, como la actual generada por el coronavirus y que ha incidido en la forma como adquirimos los productos, como se registra en el informe de primer día sin IVA en nuestro país, donde el e-commerce tuvo un incremento de hasta un 250%, en comparación con un día normal, lo que evidencia que los colombianos cada vez más confían en esta nueva modalidad de compra y la estrategia del gobierno ha tenido los resultados esperados para reactivar el comercio del país. 

250
Interacciones