Proyecto de Ley ‘Borrón y cuenta nueva’ beneficia a los campesinos colombianos

405
Interacciones

Entre las ayudas está que puedan consultar su historial crediticio de forma gratuita y sin que se vea afectada su valoración financiera. 

Borrón y cuenta Nueva

La mayoría de los pequeños agricultores y productores pecuarios trabajan con préstamos bancarios que pagan cuando reciben sus cosechas o sacan sus productos (sean alimentos o ganadería), pero muchos de ellos no tienen los resultados esperados por diferentes razones como es la pérdida por cambios climáticos o bajas en los precios debido a la dinámica de la economía, que a la final no les permite el retorno de la inversión. Por eso necesitan un ‘Borrón y cuenta nueva’ para tener una segunda oportunidad financiera que les permita trabajar de nuevo.  

Pensando en oportunidades para estos campesinos productores, fueron incluidos en los puntos clave del proyecto ‘Borrón y cuenta nueva’, en el cual se busca que aquellos con reportes negativos por créditos agropecuarios inferiores a 10 salarios mínimos mensuales legales vigentes (smmlv), que para el 2020 equivalen a 8.778.020 pesos, puedan solicitar que se suspenda hasta por seis meses esta valoración financiera que les impide acceder a más créditos bancarios que les permitan reactivar sus proyectos, un gran impulso para muchos de ellos que han sido afectados por la ‘Emergencia sanitaria, social y ambiental’ causada por el coronavirus, y otros que vienen siendo morosos desde años atrás. 

La puesta en marcha de ‘Borrón y cuenta nueva’ es una de las mayores expectativas de los deudores de Finagro, Fondo para el Financiamiento del Sector Agropecuario, entidad que en ocasionas ha reportado cifras alarmantes donde se evidencian más de 85 mil campesinos deudores, en donde más del 30 por ciento pertenece al sector cafetero. Para muchos de ellos, esta es la posibilidad de poder acceder a nuevos créditos que les permita reponerse económicamente.  

Por otra parte, los registros oficiales del Banco Agrario señalan que tiene en sus archivos (hasta el mes de febrero de 2020), 1.002.507 pequeños productores deudores, afirman que tan solo el 0,03% de ellos tiene proceso de remate, pero muchos están reportados en las centrales de riesgo. Como lo ha informado este banco es su página web, para que el banco pueda continuar colocando crédito en el campo se hace necesario garantizar su sostenibilidad a través del repago de sus créditos, y aunque se desataca que el 97,3% de esos pequeños productores acceden a créditos a través de la garantía que les provee el Fondo Agropecuario de Garantías FAG (cuya comisión es subsidiada por el Estado) y no tienen hipotecados sus predios, los reportes negativos les impiden acceder a más oportunidades financieras.

“A un campesino no se le puede despojar de la tierra, a un campesino porque es un símbolo de vida, es como quitarle el agua a un pez. ¿Un campesino sin tierra qué vale?”, dijo Absalón Arias, uno de los campesinos del municipio de Fresno en el Tolima que se reunió con la procuradora delegada para Asuntos Ambientales y Agrarios en representación de cerca de dos mil familias que le están debiendo dinero a los bancos (testimonio publicado en el RCN Radio). Para estos campesinos y otros colombianos de diferentes sectores quienes necesitan de una nueva oportunidad es que se planteó, expuso y se aprobó el proyecto ‘Borrón y cuenta nueva’. 

No más ‘gota a gota’ 

Esta es otra de las metas que se pretende cumplir con ‘Borrón y cuenta nueva’, ayudar que los campesinos dejen de acudir a estos prestamistas ilegales que se han aprovechado por décadas de quienes no pueden acceder a créditos bancarios por estar reportados en las centrales de riesgo. 

Como lo ha manifestado el presidente Iván Duque en los talleres ‘Construyendo País’, “hay muchos pequeños productores en el campo que han estado reportados en las centrales por deudas pequeñas, o porque tuvieron alguna adversidad, o alguna dificultad, y necesitamos que ellos regresen a la actividad crediticia para liberarlos del gota a gota”, y esto es precisamente lo que permitirá el proyecto propuesto por los senadores Luis Fernando Velasco y David Barguil, quienes lograron que ´Borrón y cuenta nueva’ fuera aprobado por conciliación y ahora solo se está a la espera de la radicación en la Corte Constitucional de Colombia. 

Según cálculos del Gobierno Nacional, entre 7 y 8 millones de personas en todo Colombia, podrán ser borradas de las bases de datos de las centrales de riesgo y volver a tener acceso al crédito formal. “Si este proyecto era importante antes de la crisis por la que atravesamos, hoy es doblemente importante. Esta ley se vuelve un mecanismo para generar la reactivación económica que el país requiere. Esta ley rescata a miles de personas que viven del gota a gota y el paga diario, que no tienen acceso a créditos en bancos, cooperativas o establecimientos de comercio, que no pueden sacar una línea de celular o un televisor, y les da una segunda oportunidad para que recuperen su vida crediticia, sobre todo durante y después de la pandemia”, comentó Barguil.

405
Interacciones